¿A dónde quieres llegar hoy?

Hace algunos años, en mi curso de Coaching aprendí esta breve historia: Hace siglos, en Japón, un monje caminaba de una ciudad a otra cuando de repente se encontró con un samurái que estaba custodiando un puente.

El samurái puso su espada en el cuello del monje y preguntó:

-¿Quién eres tú?

-¿A dónde vas?

-¿Por qué vas allí?

El monje se tomó un momento y preguntó: ¿Cuánto te paga tu señor por proteger este puente?

El samurái respondió: 1 saco de arroz al mes.

El monje respondió: Te pagaré 3 sacos de arroz para que me hagas las mismas preguntas todos los meses.