El principio del éxito

Todos sabemos que la mente es realmente poderosa y entendemos cómo contribuye a mejorar nuestro día. Cuando tenemos una mentalidad positiva los obstáculos se hacen más pequeños y nos volvemos increíblemente efectivos.



Estos son 5 principios para mejorar nuestra actitud y comenzar a cambiar nuestra vida:


1. Responsabilízate de ti mismo. Sí, el mundo puede ser atroz. Muchos hemos tenido experiencias difíciles que no tendrían que haber sido parte de nuestra vida. Pero nosotros tenemos el control de cómo nos sentimos. Dice Viktor Frankl, sobreviviente de los campos de concentración de Auschwitz: Entre el estímulo y la respuesta hay un espacio. En ese espacio tenemos el poder de elegir nuestra respuesta. Es decir, nosotros decidimos cómo actuamos, cómo nos afectan las cosas a nuestra alrededor y cómo respondemos a ellas. Vigila tus pensamientos para asegurarte que tu diálogo interno sea tu aliado.

2. Comienza el día con determinación. Inicia tu día temprano y dedica un par de horas a ti. Si te despiertas antes que los demás tendrás la ventaja de estar ya activo cuando los demás están apenas preguntándose qué pasa. Podrás hacer un poco de ejercicio, comer de forma sana, planear tus alimentos del resto del día, planear las actividades de tu día si es que no lo hiciste por adelantado. Empezar el día preparándonos para que sea un éxito cambia al 100% nuestra actitud.

3. La valoración empieza por ti mismo. Si te cuidas y te arreglas como si fuera un día importante, valorando tu propia importancia te sentirás mejor y las personas con quienes interactúes te tratarán acorde. Créeme que he pasado muchos años peleando con este concepto de “como te ven, te tratan” pero finalmente he aprendido que si no te valoras y te tratas bien tú, es poco probable que los demás lo hagan.

4. Ponte metas claras, planes adecuados y ejecútalos sin falta. Las ideas son importantes, pero todo el mundo tiene miles de ellas. La diferencia esté en cómo las llevamos a cabo. Una meta inspiradora, que es claramente planeada hace la diferencia entre subsistir y triunfar.

5. Disfruta lo que haces. Este ha sido otro tema difícil para mi de aprender. No había entendido que ser un profesional y divertirnos con lo que hacemos no están peleados. Muchas veces nos tomamos las cosas, la vida o a nosotros mismos demasiado en serio. No valoramos la importancia del juego, de la risa, de disfrutar. Por alguna razón pensamos que agregarle gravedad a una situación la va a hacer mejor. La verdad es que para poder entrar en ese momento de flujo, de eficiencia y de inspiración, nada como disfrutar. Científicos que estudian el cerebro han encontrado que toma aproximadamente 400 repeticiones para crear una nueva sinapsis (una nueva conexión entre dos neuronas) en el cerebro, salvo cuando estamos jugando. Al jugar, solo se requieren de 10 a 20 repeticiones.

Si quieres aprender más sobre este tema, éxito, logro, metas, y quieres tener una metodología que te ayude a triunfar en tu próximo proyecto, únete a mi curso de Kaironáutica Warp 4, que te dará lo que necesitas para empezar tu transformación.