Inmigrantes adaptándose a Canadá

Adaptarse a una nueva cultura es un proceso  muy complejo. Son tantas las cosas por aprender, que la importancia de crear nuevos mapas y hábitos se multiplica exponencialmente.

Mucho de lo que aquí escribo se basa en nuestra propia experiencia en el 2007, así que te recomiendo revisar sitios oficiales para información actualizada. 

Te invito a que leas la experiencia de amigos y conocidos en su proceso de adaptación a Canadá. Obviamente estos consejos solo aplicarán a quienes emigran a Canadá o a países que tienen un clima frío. Si tienes otro tipo de consejos o artículos que quieres compartir, por favor, envíanos un mensaje.

Vivir la experiencia de inmigración trae cada día un descubrimiento (mi reflexión al 2010)

Cada día que pasa desde que tomas LA DECISION ves lo hermoso de tu país, de tu ciudad, de tu gente. Sin embargo, te das cuenta que puedes apreciar la hermosura de las cosas porque sabes que estás por dejarlo; de otra forma, notarías el mismo calor, el mismo tráfico, la misma gente aprovechándose de los demás.

Llega el momento de cerrar los círculos, de dejar el trabajo, de empaquetar recuerdos y de vender tu alma en trozos. Con este cierre haces un recuento de tu vida y te das cuenta de los cientos de miles de lazos que tienes con tu entorno.

Sabes que a muchos de los que dejas volverás a verlos en un par de años y que otros te alcanzarán en tu nuevo destino, pero que muchos se alejarán para siempre o que la vida ya no te permitirá un nuevo reencuentro y una nueva despedida.

Sabes también que iniciarás una nueva vida, en un nuevo lugar y sin los mismos apoyos que tuviste en el pasado. Sabes que muchos lo intentaron y no lo lograron, sabes que otros lo intentaron también y lo sufrieron. Y sin embargo te vas. La decisión está tomada y generalmente tiene buenos motivos sosteniéndola. Sabes además que el riesgo bien vale la pena.

Llegas a tu nueva vida y te das cuenta que no todo es tan maravilloso como lo recuerdas, lo escuchabas o lo suponías, porque el país es real y la gente es gente. Claro, cada comunidad tiene sus particularidades y para convivir con gente de otras nacionalidades tienes que hacer como los puercoespines cuando hacen el amor: acercándote con mucho cuidado.

Pero lo mejor es que te das cuenta que no todo es tan difícil como puede parecer: que por cada persona que finge que no te entiende hay cinco que hacen su mejor intento, que por cada persona que piensa que estás de ilegal hay dos o tres que saben o suponen el trabajo que te ha costado.

Y empiezas a construir de nuevo tu vida, a rodearte de nuevos amigos y a crear nuevamente tus recuerdos. Esa es la parte difícil. La parte fácil es encontrar de nuevo tu comida preferida, nuevas rutinas y nuevas actividades para realizar. El clima, los trabajos, los estudios y los cambios de casa son cosas cíclicas, sabes que vas a padecerlos durante un tiempo y que eventualmente te acostumbrarás.

Al partir, descubres sentimientos muy agradables en personas que no te imaginabas. Al llegar descubres que hay quien te apoya sin siquiera conocerte. Al partir descubres lo que quieres y lo que tienes. Al llegar descubres lo que puedes y lo que quieres tener, pero lo mejor de todo, descubres de qué estas hecho. 

 

Información Importante para tu proceso de integración:

Buscando trabajo en Canadá

Con permiso abierto de trabajo, como residente permanente o como ciudadano puedes encontrar todo tipo de trabajos sin estar limitado a un empleador designado. 

Dependiendo tu profesión puede ser necesario que: 

  • Revalides tus estudios y te adhieras  a la orden de profesionales en tu ramo (profesión designada), ejemplo: abogados, doctores, arquitectos, etc
  • Revalides tus estudios para poder denominarte como tal (el caso de coaches, por ejemplo)
El proceso de búsqueda de empleo empieza con tener claras tus competencias. En Canadá, a diferencia de México (al menos), los reclutadores desean que tu perfil se ajuste casi al 100% a lo que ellos buscan. 
Una vez identificados los roles en los que puedes desempeñarte deberás crear un Resumé que presente tu experiencia de la forma más clara posible. El reclutador verá por menos de cinco segundos serán en la mitad superior de la primera hoja. Si eso no lo convence no seguirá adelante.
Revisa los videos que tengo en mi grupo de Kaironautas para mayor información. 

La vida en el norte - Rentando casa

Rentar casa por primera vez no es un proceso simple, puesto que no vives en el país (o llegaste recientemente) y no tienes historial crediticio, aval o referencias. 

Empieza por determinar tu presupuesto, considerando que tus gastos relacionados con la renta y pago de recibos no deben exceder del 35% del ingreso total de la familia. Considera que generalmente las zonas cercanas al centro de la ciudad (downtown) son más caras. 

Determina la zona en donde deseas rentar. Esto es más fácil hacerlo una vez que estás viviendo en la ciudad, para que puedas visitar fácilmente la zona. 

Revisa en Google Maps los lugares donde trabajarás o estudiarás y revisa las rutas de metro (si vives en Toronto, Montreal o Vancouver) y de autobuses. Revisa cuántos sistemas de transporte requerirás para llegar a esos lugares (en Toronto, por ejemplo, el TTC solo cubre la zona principal de la ciudad, pero si vas a municipios conurbados requerirás otro sistema de transporte como Go o los autobuses intermunicipales. 

Una vez seleccionadas las zonas donde te interesa vivir, revisa en Kijiji/Facebook o simplemente google los lugares para rentar. 

Requisitos usuales para rentar: 

-Comprobante de ingresos u oferta de trabajo

-Carta de aceptación de escuelas si tienes permiso de estudiante

-Pago del depósito de seguridad (last month’s rent)

-Identificación (licencia de manejo, pasaporte, etc)

Más detalles aquí: https://www.canada.ca/en/financial-consumer-agency/services/renting-first-apartment.html

Viviendo en temperaturas extremas