La visión que tenemos en mente

Cada cierto tiempo es importante recordar nuestra visión:

  • Qué queremos lograr
  • Cómo sabremos que lo hemos logrado
  • Cuándo deseamos verlo realizado

Pero la visión no es para tenerla pegada en un poster o un tablero solamente. Es para ayudarnos a guiar nuestras acciones. Cada mañana debes recordar tu visión y dedicar la mayor cantidad de tiempo posible a alcanzarla. Nadie te va a servir el éxito en tus manos. Tienes que prepararlo tú mismo.

Si no te has registrado a mi taller gratuito Crea tu visión, este 14 de agosto, puedes hacerlo aquí.