Planeando el nuevo año

El final del año nos trae generalmente un nuevo reto.

Este reto comienza con una visión. Y es un reto porque de ser algo fácil, ya lo hubiéramos logrado. Es algo que seguramente requiere planeación, disciplina y decisiones.

Pensar qué queremos lograr el próximo año -y decidir en consecuencia lo que tenemos que hacer y lo que hay que dejar de hacer para lograrlo- lleva tiempo. También requiere que dejemos atrás el miedo a perdernos de algo indefinido, pero potencialmente importante (el famoso FOMO, fear of missing out). Y definitivamente requiere que nos dediquemos un día sí y otro también a trabajar en ello.

Podemos dividir el proceso en 3 grandes etapas:

  • Visualización de nuestras metas
  • Determinación del camino (planeación)
  • Ejecución y sustentabilidad del plan

Como podemos ver, todo parte de la visualización: Cuál es el futuro más probable, cuál es el más deseable. Qué queremos lograr, por qué, qué recursos tenemos para hacerlo, cómo sabremos que lo hemos logrado (indicadores de éxito).

Este proceso no es cuestión de un día. El tiempo que inviertas en tu visualización y planeación rendirá frutos más adelante.

A mi me gusta tomar el mes de diciembre para agradecer por lo que logré, para entender mi contexto (a dónde van las cosas, qué es probable que pase el próximo año, qué deseo que pase). Y en función de eso, visualizar mis metas y escribirlas.


Cuando visualizamos correctamente nuestro objetivo, es más fácil saber si estamos en camino de lograrlo y hacer los ajustes necesarios. También generamos la energía que necesitamos para mantenernos en marcha.

Te invito a que comiences tu proceso de visualización. Compra una libreta y dedica un día cada semana de diciembre a:

  • valorar lo que tienes y lo que lograste
  • pensar en el futuro probable y definir el futuro deseable
  • pensar en los indicadores de éxito
  • determinar los hitos (milestones) que marcarán el camino
  • hacer un inventario de los recursos que tienes y los que te hacen falta
  • crear un plan de acción

Y si este proceso te parece útil y quieres aprender más de veinte técnicas que te ayudarán a lograr tus metas, te invito a tomar mi curso de Kaironáutica, para adquirir las herramientas que necesitas para navegar estos tiempos difíciles.

En este curso doy mi mapa kaironáutico y te llevo de la mano en este proceso de visualización, planeación y ejecución para lograr tus metas. Además, te unes a una comunidad de personas afines, que buscan el éxito en sus propios términos.

Ahora te tengo una pregunta personal. Me gustaría saber cuáles son las 2 cosas más importantes que puedes aprender para lograr tus metas. Escríbeme por favor y déjame saber si hay algo en lo que puedo ayudarte.