Saber escribir

Saber escribir, el arte de vender tus ideas

Editado del texto de Dickie Bush.

Del escritorio de David Ogilvy, el nombre más destacado en publicidad, a sus empleados, en 1982.

“Cuanto mejor escribas, más alto llegarás en Ogilvy & Mather.

La gente que piensa bien, escribe bien. La buena escritura no es un don natural. Hay que aprender a escribir bien”.

1. Lee el libro de Roman-Raphelson sobre escritura. Léelo tres veces.

2. Escribe como hablas. Naturalmente.

“Encontrar tu voz para escribir” es una pérdida de tiempo.

Ya tienes tu voz, la que usas todos los días.

• Elige un tema

• Grábate hablando de ello

• Luego, transcríbelo y comience allí.

3. Utiliza palabras cortas, oraciones cortas y párrafos cortos.

Éste requiere práctica. Lee todo en voz alta antes de publicarlo. Sé breve. Cuando te quedas atrapado, es una señal de que necesitas simplificar.

4. Nunca utilices palabras de jerga como “reconceptualiza, desmasifica, actitudinalmente, juzga”.

Si alguien la usa está ocultando su falta de comprensión. Una solución fácil: imagina que le está escribiendo a un alumno de secundaria.

5. Nunca escribas más de dos páginas sobre ningún tema.

El 99% de los libros deberían ser publicaciones de blog. Y el 99% de las publicaciones de blogs deberían ser tweets. No *publiques* más de dos páginas sobre ningún tema.

6. Verifica tus citas

Las citas erróneas son errores no forzados.

7. Nunca envíes una carta o un memorando el mismo día en que lo escribes. Léelo en voz alta a la mañana siguiente y luego edítalo.

Este es el consejo de escritura número uno que puedo darle a la gente. Si estás publicando algo importante, siempre, siempre, dale espacio para respirar. Y léelo siempre en voz alta.

8. Si es importante, consigue que un colega lo mejore.

Esto combina muy bien con el punto número 7. Si es algo realmente importante, escríbelo, dale un día, edítalo y luego envíalo a un colega.

9. Antes de enviar su carta o memorando, asegúrese de que quede muy claro lo que quiere que haga el destinatario.

Ponte en el lugar del lector e identifica exactamente el siguiente paso que debe dar después de leer. Luego explica cada paso.

10. Si quieres ACCIÓN, no escribas. Ve y dile a la otra persona lo que quieres.

Por último y más importante, la escritura nunca reemplaza una conversación específica.

De hecho, la mayoría de los correos electrónicos y mensajes deberían ser conversaciones directas, especialmente aquellas que requieren acción.

Para resumir estos 10 puntos:

• Nunca utilices jerga

• Utiliza palabras más cortas

• Escribe cómo hablas

• Verifica tus citas

• Lee “Escritura que funciona”

• Dale tiempo a tu escritura para respirar

• Edita los mensajes importantes

• Nunca escribas más de dos páginas.

Engrápalos en tu escritorio.