Shoshin – Mente de principiante

Shoshin es un concepto de la filosofía Zen que significa mentalidad de principiante. No significa no saber, sino ver las tareas que hacemos como si fuera la primera vez. Se refiere a la actitud de curiosidad, humildad y apertura que adoptamos cuando nos enfrentamos a una nueva experiencia o desafío.

¿Te ha pasado que aprendiste alguna canción y pensaste que sabías la letra y pasado el tiempo descubriste que estabas equivocado? Esto se debe a que pensamos que ya sabemos algo y no sentimos la necesidad de revisar nuestras creencias. Por esta razon, Shoshin nos enseña que ser principiante nos brinda la oportunidad de aprender y crecer de forma constante.

Cuando mantenemos una mentalidad de principiante, estamos dispuestos a dejar de lado nuestras ideas preconcebidas y nos abrimos a nuevas perspectivas y posibilidades. Nos volvemos más receptivos a los consejos y críticas constructivas, lo que nos permite mejorar y evolucionar más rápidamente. Además, adoptar Shoshin nos ayuda a mantener la motivación y el entusiasmo a largo plazo, ya que siempre hay algo nuevo por descubrir y aprender. Descubrir nuevas oportunidades nos ayuda también a lograr nuevas metas.

Tener una mentalidad de principiante también implica aceptar que el camino hacia el logro de nuestras metas puede ser un proceso gradual. Nos permite disfrutar del proceso y no obsesionarnos tanto con los resultados inmediatos. Aprender a apreciar cada pequeño avance nos ayuda a mantener la persistencia y la paciencia necesarias para llegar a nuestras metas.

Adoptar Shoshin puede transformar la forma en que enfrentamos los desafíos y perseguimos nuestras metas. Nos permite ser más flexibles, creativos y resilientes, lo que nos lleva a obtener mejores resultados a largo plazo. Te invito a dejar de lado tus ideas preconcebidas y mantener una mente abierta y curiosa. La mentalidad del principiante te empujará a alcanzar metas más allá de tus expectativas y te brindará una satisfacción incomparable en el camino hacia el éxito.