Teletrabajo

El año pasado nos trajo a muchos la transición al teletrabajo (o home office). Es el trabajo a tiempo completo o parcial desde casa u otro espacio que no es el centro de trabajo. La demanda surgió debido al riesgo de infección, pero en muhcas organizaciones continuará, debido a la gran aceptación de los empleados y a los beneficios que trae para la empresa. Y en el caso de los profesionistas independientes, esto no ha registrado cambios (más que el compartir espacios) puesto que al realizar sus labores desde casa u otros espacios, han vivido por años en este entorno.

Entre sus múltiples beneficios está:

  • Un balance de vida/trabajo
  • Eliminación o disminución de traslado a la oficina
  • Ahorro en transporte, ropa, comidas
  • Disminución de estrés (en algunos casos)
  • Mayor flexibilidad de horario
  • Mayor tiempo libre al evitar el traslado a la oficina

Sin embargo, no todas las personas tuvieron una transición sencilla. El aislamiento y la reducción de los límites impuestos por muchas organizaciones dificultó su adaptación. Te compartimos:

6 Consejos para mejorar el Teletrabajo

  1. Inicia tu día cuidando de ti: -ejercicio, meditación, desayuno saludable, arreglo personal. Todas estas actividades mejorarán tu confianza y rendimiento
  2. Sigue una rutina: define tus horas de comidas, recesos y fin de jornada. . Estírate, camina, hidrátate en tus recesos. No dejes pasar más de 90 minutos sin hacerlo. Haz actividades que te ayuden a relajarte al final del día.
  3. Prepárate para el día: crea una lista de cosas por hacer y ordénalas por importancia. Estructura tu tiempo y tu espacio para eliminar el caos diario.
  4. Crea un espacio de trabajo: de ser posible, utiliza un espacio diferente para el trabajo, para que sea más fácil desconectarte y para evitar interrupciones. De no poder hacerlo, crea un ritual que te permita desconectarte al final del día como salir a caminar o hacer ejercicio. Asegúrate que tengas un espacio ergonómicamente apropiado (la computadora a la altura de tus ojos, una silla apropiada y cómoda, una mesa que te permita tener tus brazos en ángulo de 90 grados.
  5. Mantente conectado: usa la tecnología para coordinar reuniones con tus colegas (si trabajas por tu cuenta, busca amigos que hagan un trabajo similar para que puedas compartir puntos de vista). Informa a tu jefe sobre tus proyectos y necesidades. Responde tus mensajes y correos.
  6. Incrementa la comunicación: al estar en menor contacto físico y disminuir el contacto casual con nuestros colegas, debemos documentar mejor el trabajo que hacemos y hacerlo fácilmente accesible. Colabora con tus colegas a través de plataformas como Slack, Teams, Dropbox para ser más eficientes.

¿Tienes más ideas? Compártelas con nosotros en los comentarios.


En el caso de las organizaciones, se requiere un cambio de mentalidad pero también de procesos. Para adquirir herramientas para gerenciar mejor equipos híbridos o remotos, te invitamos a visitar nuestra página de consultoría (en inglés) Elephant Whisperer.