TENGO UNA CONFESION QUE HACER

¡Aún no termino mi visión!

Pero, todo sigue en orden puesto que mi visión del año pasado sigue siendo inspiradora. La visión se trata más de lo que soy, que de lo que hago.

La visión es muy importante para mantenernos inspirados y para marcar el rumbo general de las cosas, además de marcar las grandes metas que queremos alcanzar.

Nuestras actividades regulares están concentradas en los objetivos, mismos que se desprenden de las metas. Por esta razón sigo teniendo mis actividades diarias y sigo al corriente con mis planes.

De todas formas, crear mi visión anual es un ejercicio que me gusta hacer, puesto que la comparto con mi grupo de Kaironáutica de Acción. Este grupo nos ayuda a navegar en tiempos inciertos y a comprometernos con nuestras metas hasta lograr el éxito.

Mi próximo ciclo (el grupo 9) comienza en febrero 26. SI te interesa participar, aquí encontrarás todos los detalles.