El poder de la visión y la paciencia

En agosto del 2014 estaba desesperada. Sin trabajo, sin ahorros, con la línea de crédito al límite. Temía, como muchos inmigrantes, tener que tomar la decisión de regresar. De aceptar que la aventura de cambiar de país había sido un sueño con una fecha de expiración. Regresar a México parecía inevitable.

En el 2012 había terminado una de las experiencias más fuertes de mi vida y empezó un ciclo aún más retador. Terminé mi máster en Intervención en Sistemas Humanos.

Esta maestría exige un proceso de transformación que nos enfrenta con las decisiones que hemos tomado y nos urge a vivir relaciones más auténticas. Decidí al graduarme que ya no quería seguir trabajando en la empresa donde lo hacía y con ello, tuve una lección de vida en el tema de la co-creación y visualización. Dos meses después de pensarlo quedé del lado del desempleo y viviendo, ahora sí, la discriminación laboral de la que solo había tenido una probadita.

Creé y vendí productos de aromaterapia, que es una de mis pasiones, y luego, mi esposo y yo creamos una empresa de consultoría; conseguimos clientes que necesitaban apoyo con sitios web, redes sociales, aprendizaje y cambio, pero el ingreso no se comparaba al de mi sueldo. Recibimos la ayuda social, y entre esto, la consultoría y mi práctica de coaching fue lo que nos mantuvo económicamente a flote, aunque nos acabamos nuestros ahorros y nos endeudamos fuertemente.

En 20 meses apliqué a más de 200 ofertas de empleo. Me entrevistaron más de 70 veces por teléfono, más de 30 veces en vivo, fui al menos a 10 segundas entrevistas, varias de ellas con vicepresidentes (dado que algunos puestos a los que apliqué eran de nivel ejecutivo). Y ninguna oferta de trabajo. Este proceso sembró fuertes dudas en mi capacidad para salir adelante y en mi confianza en mí misma. Toqué fondo y tuve que trabajar con varias personas y círculos para poder valorar de nuevo mi trabajo y mi persona. Pensé en mi propio proceso de Reinventarme. Comencé a escribir un libro sobre cómo reinventar nuestra carrera.

Ocasionalmente viajé a Toronto como capacitadora de una compañía. Esto me abrió los ojos a una vida diferente con mayor aceptación de la diversidad. En uno de mis viajes cambié mi presupuesto de cena por un taller de planeación y empoderamiento, justo antes de una entrevista. Y cuando ya estábamos a punto de regresar a México, apliqué mis poderes para el bien y mis esfuerzos en visualización rindieron fruto.

En noviembre del 2014 decidí ampliar mis horizontes y reafirmar mi visión. En los últimos meses había estado aplicando a ofertas en Toronto, Vancouver, Edmonton y Calgary. En enero del 2015 recibí tres ofertas de empleo y acepté uno como consultora en Desarrollo Organizacional en York University. Llegamos aquí en la antesala de la bancarrota, pero poco a poco empezamos a recuperarnos.

Al comenzar a trabajar como consultora, ya estaba bastante encarrerada con mis procesos personales. En el verano del 2015 empecé a afinar mi visión. Quería ayudar a otros inmigrantes, que como yo, hubieran perdido su trabajo y se les complicara volver a establecerse. Era consciente de que yo tengo la gran ventaja de mi experiencia en Recursos Humanos y mi formación como facilitadora.

No quería volver a estar a merced de una organización que decidiera prescindir de mis servicios y quedarme sin soporte. Esta es la lista que generé. Me encontré la nota la semana pasada cuando estaba haciendo una limpieza de mis cajones.

Lista de proyectos, 2015

-Curso de Instintos del Eneagrama
-Qué hacer en los primeros 90 días en el trabajo para lograr una buena impresión
-Reinventarse
-Eneagrama
-Eneagrama para Padres
-Cuidados de Aromaterapia para perimenopausia
-Estrategia de Social Media
-Inteligencia Emocional
-Logro de metas

A lo largo de estos 5 años, he dado todos los cursos a excepción de la aromaterapia y los primeros 90 días de trabajo. Comencé por el curso de Inteligencia Emocional, eso me llevó a los del Eneagrama, Reinventarse, Logro de metas y Social Media.

Estos son los momentos que me llenan de orgullo y que me recuerdan lo importante que es la visión y la paciencia (claro, sigo trabajando tiempo completo y atendiendo clientes además de dar estos cursos). En unos cuantos años logré tener una lista como ésta, que sigue creciendo.

Por esta razón tengo mi curso de Kaironáutica de Acción a un precio tan accesible. Porque quiero que todos puedan sentirse tan satisfechos con su viaje. Si no has creado tu visión, te invito a que lo hagas. Revisa mi curso Creando tu visión.

¡Déjame tu visión en los comentarios y comienza a trabajar para lograr tu propósito!